968 20 11 61 | info@asesoriajmplaza.es
bclose

FUSIONAR TIENDA FÍSICA Y ONLINE PARA VENDER MÁS TRAJES Y CAMISAS

Unir las ventajas de una tienda online a las de una tienda física. Y utilizarlas todas en un mismo establecimiento. Esta es la idea de una empresa española de venta de trajes y camisas, quien ha creado este nuevo concepto de venta en Lleida. Blackpier es una tienda online que ha dado el paso contrario que muchas otras empresas del sector de la moda. Ellos empezaron online, y ahora también son offline. Aunque manteniendo las ventajas que, según su criterio, aporta la venta en Internet, para potenciar la experiencia del consumidor en el punto de venta físico. Concepto que también pretenden abrir en Barcelona próximamente.

Pantallas táctiles para diseñar en la tienda

Este establecimiento online y con presencia física cuenta con más de mil tejidos de camisas y trajes para cualquier evento y ocasión. A través de los diseñadores 3D que están disponibles en las pantallas táctiles, el cliente tiene la oportunidad de diseñar su traje o camisa como si de un juego se tratase, en donde puede adaptar las prendas a su gusto. Algo similar ocurre con aquellos que se conectan a su web y lo deciden desde casa por medio del ordenador, Smartphone o tableta.

Una vez que se decida el estilo y las distintas opciones de personalización, será preciso tomar las medidas y uno de los profesionales del establecimiento se ocupará de preparar la prenda en menos de ocho minutos.

Tan solo tres años le ha servido a esta sastrería online para comercializar sus prendas en más de veinte países de los cinco continentes, con presencia en mercados exigentes como el español, británico o el italiano. El nuevo modelo de negocio que plantean demuestra que tanto el canal de venta online como el de tienda tradicional pueden compaginarse y aportarse valor el uno al otro. El objetivo que se pretende con ello es proporcionarle al cliente un servicio lo más completo posible.

Este negocio se dedica a la venta en exclusiva de camisas y trajes elaborados a medida y de forma artesanal, adaptándose en la medida de lo posible a las necesidades del cliente. Aseguran que la confección de estas prendas resulta de lo más competitivo, en donde una camisa hecha a medida cuesta a partir de 49 euros. De esta manera, lo que se pretende es que la ropa se adapte a las personas y no al revés.

Una vez que se haga la primera compra en la tienda de Blackpier el cliente podrá usar su perfil de medidas para seguir comprando a través de la red sin necesidad de desplazarse.

Fuente: http://cincodias.com/cincodias/2016/01/21/pyme/1453391687_463667.html